Nosotros

Nuestra Misión

Somos una comunidad educativa Eucarística Mercedaria cuyo fin es extender el reinado de Jesús Eucaristía y el amor a nuestra Madre de la Merced, mediante la educación integral y de calidad de la niñez y juventud, en un ambiente de amor, libertad, verdad, alegría y misericordia.

Valores

Libertad: Buscar el camino recto por él sin vacilaciones. Así como poder decidir por nosotros mismos, tener la posibilidad de optar en todos los aspectos de nuestra vida.
Gratitud: Es tomar conciencia de los dones recibidos.
Respeto: Es reconocer en sí y en los demás sus derechos y virtudes con dignidad.
Solidaridad: Es una exigencia directa de la fraternidad humana y cristiana

Nuestra Visión

Formar hombres y mujeres que, renovados en los principios evangélicos de amor, libertad, verdad, alegría y misericordia, sean testigos de Cristo mediante la vivencia del carisma eucarístico mercedario y así contribuyan en la transformación de la Sociedad.

Principios

Centralidad Eucarística – Mariana.
Formación Integral y promoción de la persona humana.
Disciplina preventiva.
Pedagogía del amor.
Educación liberadora.
El Centro educativo: Gran casa de Familia.

Ideario

El INSTITUTO PENINSULAR A. C. está dirigido por las Hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento: dicha congregación fue fundada por María del Refugio Aguilar y Torres el 25 de marzo de 1910. Es un colegio de inspiración católica que la Iglesia ofrece a la sociedad para promover la formación integral de sus alumnos de acuerdo a una concepción cristiana del hombre y de la vida, según el estilo pedagógico de su fundadora nuestra venerable Madre María del Refugio: “Formar niños y jóvenes libres, que vivan los valores Evangélicos”.

El ideal con el que pretendemos formar a nuestros alumnos se caracteriza por: infundir el amor a Cristo Eucarístico y el amor filial a Nuestra Madre Santísima de la Merced.

Formar integralmente a los niños y jóvenes en orden a su fin último y simultáneamente al bien común de la sociedad; favoreciendo de manera especial su ser libre y liberador, promoviendo y viviendo los valores humanos y evangélicos para lograr que sean: alegres, humildes y caritativos; preparándolos así a participar activamente en la vida social como cristianos comprometidos; conocedores y respetuosos de la dignidad humana y de su entorno.

 

Los rasgos distintivos de los Colegios Eucarísticos Mercedarios son:

  • Comunicación y convivencia entre los miembros de la comunidad educativa.
  • Caridad para lograr la fraternidad universal.
  • Humildad para reconocernos como seres con capacidades y límites, servidores e instrumentos de la voluntad de Dios.
  • Alegría para dar y recibir.